Córdoba es nuestro hogar, valorémoslo por lo que tenemos ahora antes de que lo perdamos. Porque una vez que no lo tengamos más, no habrá forma de traerlo de vuelta

jueves, 22 de noviembre de 2007

Crisis de Identidad

Los jóvenes ciudadanos de Córdoba no reflejan en un 100% la verdadera esencia del cordobés, ni su cultura propia.
Al día de hoy los jóvenes de esta ciudad se encuentran rodeados de una realidad cosmopolita, no a gran escala como en Buenos Aires, sino relativo a la importancia de Córdoba como una de las ciudades más importantes del país. En esta conjunción de culturas, más novedosas, más frescas, se tiende a desplazar a lo propio, a lo autóctono, a todo ello que, como parte de la historia e identidad de Córdoba, nos dice quienes somos.
Parece que la cultura cordobesa es una especie en peligro de extinción, amenazada por “la nueva fauna introducida al ecosistema”. Y siendo joven uno se preguntaría: “¿qué hay de malo en adoptar una nueva cultura?” En realidad hay mucho de malo en eso, ya que buscar imitar lo ajeno, lo distinto, termina por volvernos indiferentes a lo que en verdad nos pertenece y por lo que deberíamos pelear.
Lo peligroso de este asunto, es que si nuestro futuro, que son los jóvenes están tan desarraigado de su identidad, como se esperaría que ellos luchen por mejorar y construir una realidad mejor, que la consideran ajena. A punto final se debe revertir sin demora esta situación, empezando desde la familia, célula principal en la organización social, para inculcar a nuestros jóvenes en amor a lo que fue, es y deberá ser nuestra Córdoba.


Gregorio Velasco

miércoles, 21 de noviembre de 2007

La cultura y la educación

En la actualidad, el interés por el patrimonio cultural de nuestra ciudad es muy escaso, y eso se debe en gran medida a la falta de educación que existe en grandes sectores de nuestra sociedad. Esto produce que los cordobeses no conozcan el valor que realmente poseen ciertos lugares o edificios de nuestra ciudad.
En Córdoba podemos ver que muchas personas prefieren ir a los shoppings o de compras en lugar de visitar los grandes centros culturales de nuestra ciudad. De esta manera, los centros culturales son mayoritariamente visitados por los turistas que por los propios cordobeses. Esto se debe a que el sistema educativo en nuestra ciudad está en decadencia y en las escuelas no se le da gran importancia a la enseñanza de nuestra cultura.
Para ello es necesario fomentar en las escuelas la gran importancia que posee la cultura cordobesa para que en nuestros jóvenes nazca el interés por ella, ya que ellos son el futuro de nuestra sociedad y así, puedan crear en el futuro una sociedad que valore y respete la cultura de nuestra ciudad.

Nicolás Sánchez

sábado, 17 de noviembre de 2007

Cabildo

Su construcción data del S. XVII, aunque fue remodelado a lo largo de casi cuatro siglos, de acuerdo a las necesidades de cada época. Esto produjo que se puedan distinguir dos estilos: colonial y clásico. Está compuesto por los patios, galerías, celdas del subsuelo y el Salón Rojo.
Se encuentra ubicado en la calle Independencia al 30, al lado de la Catedral, con frente a la plaza San Martín y es uno de las últimas construcciones de estilo clásico que quedan en nuestro país. Para construirlo se debió realizar un proceso muy largo de un incansable trabajo.
El cabildo durante muchos años fue el centro de las actividades de nuestra ciudad. Entre todas funciones civiles que se llevaron adelante en este lugar podemos mencionar: fue Cabildo de Justicia y Regimiento, Casa de Justicia, Legislatura, Casa de Gobierno, cárcel, jefatura de policía, etc.
Este cabildo presenta una recova de 15 arcos y, al igual que el balcón, fue construida en 1786. Además un rebatimiento de mosaicos sobre el adoquinado reproduce las siluetas del Cabildo y de La Catedral. Actualmente es uno de los centros culturales más concurridos de la ciudad y es utilizado para la exposición de objetos arqueológicos urbanos, obras de arte, etc. También se desarrollan espectáculos de teatro, música, canto y danza.
El 14 de mayo de 1941 fue declarado Monumento Histórico por Decreto nº 90.732.
Estas características permiten darnos cuenta que nosotros, los cordobeses, muchas veces vemos el Cabildo como una simple estructura y no conocemos realmente el valor cultural e histórico que posee para nuestra ciudad; y tenemos que darnos cuenta que el Cabildo es algo que nos representa y por esta razón debemos aprender valorarlo porque si los cordobeses no sabemos valorar lo que tenemos tarde o temprano lo vamos a perder.
Nicolás Sanchez

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Desculturizando Córdoba

Cada día se ven más lugares de Córdoba orientados por la cultura Europea y norteamericana que por la latinoamericana.
Desde el descubrimiento de América en 1492 por Cristóbal Colón, el Papa le pidió que fomenten la religión cristiana en el nuevo continente descubierto.
Pero este nuevo lugar no estaba completamente deshabitado. En ese nuevo continente vivían grandes pueblos aborígenes; existían desde pueblos nómades pequeños hasta imperios colosales. Entonces, qué sucedió con estas personas? En el norte, donde ahora es Estados Unidos y Canadá, los ingleses ordenaron una matanza para aniquilar a todos los nativos de la zona 3 incrementar sus tierras. En el sur, por el contrario, se concluyó que debían realizar un intercambio de culturas y que surja una nueva y mejor.
¿Acaso eso fue lo que pasó? ¿Se pudo realizar el cambio de culturas? Este proceso es el mismo que se ha realizado en Norteamérica hace 500 años, la única diferencia radica en que en el sur se ha extendido durante el tiempo y todavía continúa.
En esta época, lo que se nombra como nacional es solo una palabra. Si nos ponemos a analizarlo, el 90% de toda nuestra cultura deriva de Europa o ha sido influida de alguna manera por Estados Unidos, que es la potencia mundial del siglo XXI.
Si la gente se pusiera a retomar los acontecimientos históricos que marcaron una diferencia en el curso que le hemos dado a nuestro país, descubriremos la intervención de estas dos grandes culturas que actúan como padres diciéndonos qué hacer.
Tanto ha sido la influencia de que estas ideas se han impregnado en las ideas de las personas contemporáneas. Por lo tanto, al realizarse una construcción, inventarse un programa de televisión, poseer diferentes formas de actuar, y hasta en la propia difusión de ideas notarán un aspecto extranjero al menos. Ya se ha perdido mucho el concepto de nacionalismo de amor a la patria. Las personas se dan cuenta de que en otros lugares pueden llegar a poseer una mejor calidad de vida y hasta tener un patriotismo mayor por esa nueva tierra que por la tierra donde han nacido.
Pronto, nuestro país solo se convertirá en una simple extensión de las potencias mundiales, sólo que poseeremos distinto nombre y bandera.
Argentina ha tratado de forjar su propia cultura nacional a través de los tiempos; a veces triunfó, pero por un corto período hasta que fue sometida por las grandes masas que creen que es mejor se extranjero a que fruto de tu nación.

Andrés Taccone

jueves, 8 de noviembre de 2007

Teatro Del Libertador San Martín




Es el teatro que se encuentra en funcionamiento más antiguo de nuestro país.
Está ubicado en la avenida Vélez Sarsfield al 365, en pleno centro cultural y comercial de la ciudad de Córdoba. Sus calles laterales son: al norte, la calle Duarte Quirós, al sur, el Boulevard San Juan y, al este, la calle Obispo Trejo. A cuatro cuadras de la plaza principal del centro de la ciudad, "San Martín".

Fue inaugurado el 26 de abril de 1891 en una velada de beneficencia en la que se presentaba la compañía de zarzuela cómica que representaron "Los diamantes de la corona" y "El chaleco blanco". La venta de entradas supero ampliamente las expectativas.

En el teatro del libertador hoy conviven distintos cuerpos artísticos: la orquestra sinfónica de Córdoba, la banda sinfónica de la provincia, la orquestra provincial de música ciudadana, el coro polifónico de Córdoba, el coro de cámara de la provincia y el ballet oficial de la provincia.

La fachada principal del teatro está formada por dos niveles. Una serie de columnas dóricas dividen el plano inferior y otro grupo de columnas jónicas la parte inferior. Tres mujeres sostienen en sus manos la llama votiva, la lira, la trompeta y la corona de laureles.
Los pisos son de mosaico en los sectores de mayor tránsito. En el bar y salones importantes los pisos son de madera.
El teatro consta de un subsuelo y 5 niveles. El sector delantero es público. Dos pasillos laterales que sirven para que el público se dirija a sus respectivos asientos y también ayuda a la acústica del sonido. La parte siguiente corresponde al escenario y los lugares especiales para los actores y músicos.
En el sector izquierdo está ubicado el bar y el Museo del Teatro de la Música de Córdoba Cristóbal de Aguilar.
En el sector derecho estaba el patio de actores, que fue transformado en una sala menor (sala Luís de Tejeda).

Es fácilmente reconocible el cambio de calidad de los lugares a medida que cambia de pisos. Antiguamente determinaba el estado de clase social de las personas.
Su superficie total es de 3640 m2, su superficie cubierta ocupa alrededor de 11700 m2. Su capacidad total es de 1077 personas.

La obra del Teatro Nuevo comenzó en 1887, sobre los planos del prestigioso arquitecto Francisco Tamburini, quien participó en la ampliación de la Casa Rosada, en la construcción del teatro "Colón" de Capital Federal, el Banco de la Provincia de Córdoba.

El 9 de septiembre, en un baile propusieron muchos nombres como Vélez Sarsfield, Deán Gregorio Funes, Juan Gregorio Las Heras y el de José Ignacio Rivera Indarte.
Un periodista del diario La Libertad lo llamó Rivera Indarte bautizando al nuevo teatro.
Finalmente en 1950, el gobierno mediante un decreto le quito el nombre de Rivera Indarte por el de Libertador General San Martín. En 1956 se volvió a cambiar el nombre al anterior hasta 1973 en que se confecciona un nuevo decreto llamándolo "Del Libertador General San Martín"

Desde 1925 a 1927 el Rivera Indarte cerró por reparaciones de tapicería, pintura, instalación eléctrica y calefacción. Se construyeron nuevos camarines en la parte trasera del escenario.
Desde el 2000 se hicieron otras remodelaciones en el Libertador. Se construyó un edificio anexo con entrada por calle Duarte Quirós. Este edificio está compuesto por dos bloques, conectados con el cuerpo principal del Teatro. En uno de ellos se encuentra el ingreso, sala para iluminación, taller de costura, vestuario y sala de directores. En el otro bloque se instalaron 10 camarines, una sala de ensayo, un taller de maquinaria y montaje y un patio de artistas.
Por trayectoria y proyección, en 1991 el Poder Ejecutivo Nacional declara Monumento Histórico Nacional al Teatro del Libertador.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Aprendamos a valorar

Hoy en día, la cultura cordobesa se encuentra muy desvalorizada, esto es debido principalmente a la falta de educación de las personas, esto quiere decir no que a las personas les falte educación sino q el sistema educativo no enseña a valorizar realmente la gran importancia que tienen algunos centros culturales y obras artísticas cordobesas.
Esta falta de enseñanza educativa en la capital cordobesa se debe a una falta de promoción por parte del gobierno.
Y por esto, es la intención proponer que ya que el gobierno no toma decisiones positivas para promover la valoración de nuestros grande centros culturales de la ciudad, se tome conciencia de manera propia y se tome iteres pro buscar información y querer aprender, lamentablemente solo, sobre los distintos atractivos culturales que nos representan y son símbolos de nuestra capital cordobesa.
Lo importante a destacar es que si no se quiere perder definitivamente la falta de interés por lo que es nuestro y nos representa se debe apuntar de manera propia tanto tomar conciencia pro si solo como también proponer crear centros de educación para enseñar a todos los ciudadanos pero en especial a los jóvenes porque son ellos el futuro que llevaran adelante la ciudad, y por lo tanto si ha ellos se les infunda interés por nuestras cosas, ellos en el futuro harán cambiar el sistema educacional y así toda la sociedad entera aprenda a ver el verdadero valor de lo que nos rodea.

lunes, 29 de octubre de 2007

Córdoba y su Cultura


Hoy en día, en Córdoba, el valor cultural ha perdido mucho su peso entre los ciudadanos.
En los últimos años en la capital cordobesa los grandes patrimonios culturales, tal como el Cabildo, la Manzana Jesuítica, las Criptas, el Teatro San Martín, etc. han perdido su interés por parte de los cordobeses. Esto se debe a que existe muy poca difusión masiva por parte de la municipalidad; por otro lado los ciudadanos ven estos lugares como un simple edificio más sin reparar su importancia cultural. Esto genera una situación muy triste, ya que en estos lugares los cordobeses no pueden identificarse como tales.
Las personas para hacer referencia a estos sitios utilizan como guía lugares de interés popular gracias a su masiva concurrencia o a su innovación.
A través de este medio nos comprometemos en darle un nuevo enfoque a todos aquellos sitios que por solo nombrarlos deberían referencia a Córdoba; nutrir el interés y fomentar datos y hechos importantes de dichas atracciones culturales.
A partir de las próximas ediciones en este blog se verá una nueva cara de la cultura cordobesa.
Para finalizar, creemos que la desvalorización cultural de Córdoba capital se debe a un factor interno propio de la actitud de las personas. Y este desinterés se transmite a través de las generaciones agravando cada vez más la situación